Construida con mano de obra ecuatoriana calificada y cumpliendo altos estándares internacionales, Astilleros Navales Ecuatorianos – ASTINAVE EP, realizó este miércoles 31 de mayo la desvarada de la lancha “Isla Isabela”, la segunda de dos guardacostas que pronto serán entregadas al Ministerio de Defensa, en apoyo al fortalecimiento de la seguridad y protección de los intereses marítimos del país.

Siendo único del sector de la Defensa y consciente de la responsabilidad que esta condición demanda, el principal Astillero del Ecuador, cumple eficientemente su compromiso de brindar a sus clientes y en particular a la Armada del Ecuador, productos y servicios necesarios, para las operaciones de patrullaje y control de actividades ilícitas y asistencia oportuna a emergencias en los espacios acuáticos.

Las lanchas “Isla San Cristóbal” e “Isla Isabela”, son patrulleras oceánicas del tipo OPV 5009, que forman parte del proyecto denominado “APOLO”. Ambas serán destinadas al Comando de Guardacostas de la Armada, perfectamente equipadas con medios tecnológicos de última generación y sistemas modernos de comunicaciones, detección, velocidad y permanencia para la vigilancia, reconocimiento y control de amenazas que permitan fortalecer la seguridad en las aguas interiores, mar territorial y zona económica exclusiva, soberanía en el mar, búsqueda y rescate.

Cumpliendo con Normas de la Organización Marítima Internacional, OMI, las embarcaciones cuentan con eslora de 50 [m], manga 9,41 [m], puntal 4,30 [m], calado 3,50 [m], velocidad máxima 22 [kn] nudos, capacidad para 26 tripulantes, acondicionados para cubrir la totalidad del mar territorial ecuatoriano, flexibilidad y autonomía para la neutralización de ilícitos como: contrabando de mercadería y combustible, tráfico de estupefacientes, pesca ilegal, tráfico ilegal de personas y delincuencia común.

La desvarada de la lancha “Isla Isabela”, fue realizada por personal operativo altamente calificado para este tipo de maniobras que, como es costumbre trabajaron acorde a las normas de seguridad y prevención. Culminada la etapa de ensamblaje, soldadura y pintada de la embarcación se procederá a la instalación de: Sistemas de Mando y Control, sistema eléctrico, electrónico, sistemas auxiliares, habitabilidad, equipamiento de seguridad y salvamento, para luego realizar las pruebas de muelle y mar, respectivamente.

Con la próxima entrega de dos patrulleras oceánicas, ASTINAVE EP aspira a cumplir el reto de contribuir de forma efectiva al desarrollo del sector marítimo y a potenciar las capacidades operacionales de nuestras Fuerzas Armadas y de las demás instituciones de seguridad, con ingeniería, logística y producción de alto componente nacional, cumpliendo estándares internacionales, que nos permitan competir a nivel regional y mundial.