En medio del dolor y la consternación generados por el terremoto del pasado 16 de abril, Astilleros Navales Ecuatorianos –ASTINAVE EP, se sumó a la causa solidaria, empleando para ello, la gabarra Bahía de Caráquez y barcaza AMISTAD, para que los centros de acopio activados por las empresas públicas, privadas y el sector productivo del país, así como de la ciudadanía en general, realicen de forma segura el traslado de donaciones hasta las zonas afectadas de Manabí y Esmeraldas.

Las dos embarcaciones utilizadas, prestan servicios de transporte fluvial, llevando maquinaria en general y contenedores, no requiriendo para ello grandes superficies portuarias para atracar, por lo que en esta difícil situación que vive el país,  se han convertido en recursos logísticos de gran importancia para llegar por vía marítima hasta las poblaciones, en donde los accesos por vía terrestre o aérea se han visto reducidos.

Con capacidad de hasta 80 toneladas y sistema de propulsión,  la gabarra Bahía de Caráquez, se desplazó a una velocidad de 5 nudos. El trayecto tuvo una duración de 36 horas, llegando de esta manera a San Jacinto, San Vicente, San Clemente, y Bahía de Caráquez. El jefe de flota de ASTINAVE EP y líder de la tripulación, Bolívar Andramuño, dio a conocer que el acceso hacia los lugares más necesitados fue complejo, sin embargo, superaron los inconvenientes presentados y la ayuda humanitaria llegó a manos de cientos de familias.

De la misma manera, se destaca el espíritu altruista del personal operativo y administrativo del Astillero que trabajó intensas jornadas, formando grandes cadenas humanas, a fin de canalizar todas las contribuciones recibidas desde diferentes  provincias del país, en el menor tiempo posible.

El deseo de colaborar no terminó ahí, inmediatamente servidores y obreros públicos desplegaron una cadena logística con todos sus socios estratégicos (clientes, proveedores, trabajadores, entes gubernamentales, comunidad) para transportar más contenedores a la barcaza AMISTAD, misma que cuenta con una capacidad de 600 toneladas para ser remolcada a los sectores donde se la requiera. El zarpe de este medio se realizó el miércoles 27 de abril, cuyo recorrido durará aproximadamente 30 horas a una velocidad de 10 nudos, con destino a varias localidades de la costa ecuatoriana.

Todos estos donativos que demuestran el apoyo incondicional del pueblo ecuatoriano llegó a alcanzar más de: 9.099 paquetes de alimentos (arroz, azúcar, granos secos), 8.552 galones de bebidas (agua, jugos, gaseosas, bebidas hidratantes), 5.950 enlatados, 96 cajas de medicinas (cajas de 40cm3 de medicamentos), 1.462 pacas de ropa (vestuarios de hombre, mujer, niño, toallas, sábanas) y 6.825 paquetes y/o artículos varios (aseo personal, juguetes, materiales desechables, linternas, fósforos, colchones, etc).