La Unidad de Seguridad y Protección Integral (USP) de Astilleros Navales Ecuatorianos -ASTINAVE EP, cuenta con el Plan de Emergencias y Contingencias, elaborado con el propósito de establecer y ejecutar políticas y procedimientos que permitan a servidores-obreros públicos de la empresa, prevenir y protegerse en casos de accidentes, desastres o amenazas que puedan poner en peligro su integridad.

Dentro de este Plan y ante la necesidad de socorrer al personal ante cualquier eventualidad, los miembros de la BRIGADA DE PRIMEROS AUXILIOS, se unen de forma voluntaria con el objetivo de brindar atención inmediata a heridos, accidentados o personas con enfermedades, evitando complicaciones físicas y psicológicas, ayudando a la recuperación de las víctimas,  hasta asegurar el correcto traslado a una casa de salud, de ser necesario.

Colaboradores de todas las áreas de ASTINAVE EP, cuentan con características indispensables para formar parte de este sobresaliente grupo, destacan su capacidad de liderazgo, organización, disciplina, responsabilidad, compromiso, dinamismo y control de sus emociones, para el correcto cumplimiento de sus objetivos.

Atender en sitios seguros a los afectados o lesionados, realizar la  clasificación de acuerdo a la gravedad, establecer prioridades de atención o de traslado a centros hospitalarios, mantener adecuadamente dotado al personal y controlar el uso de botiquines, participar en actividades de capacitación y entrenamiento en primeros auxilios y brigadas de emergencia, son varias de las funciones que cumplen.

Los primeros auxilios, implican una serie de procedimientos terapéuticos, aplicados dependiendo de cada caso que se presente, teniendo como fin la atención primaria del enfermo o herido,  destinada a conservar la vida del paciente, evitando que se agrave, mientras llega la ayuda especializada. De ahí, que es necesario tener nociones elementales en técnicas médicas, para actuar con rapidez y eficacia en la atención de las personas.

“Nuestro deber es llegar primero y brindar un servicio adecuado a las personas. Conocemos los riegos de ser brigadista de primeros auxilios, pero todo lo que hacemos es por vocación de servicio, tenemos en nuestras manos la oportunidad de ayudar desinteresadamente a salvar muchas vidas,  eso nos motiva a continuar trabajando cada día”, así se refiere Shirley Quimí, quien ha brindado su aporte como brigadista por más de un año.