La mañana del 24 de diciembre, una delegación de representantes de Astilleros Navales Ecuatorianos –ASTINAVE EP, visitó y entregó juguetes a más de cien niños y niñas que se encuentran internados en el Hospital León Becerra, alegrando el ambiente y compartiendo con quienes no pudieron pasar Navidad en sus hogares.

Durante el recorrido, servidores públicos de la empresa, junto a enfermeras, médicos, trabajadoras sociales y personal administrativo que labora en esta unidad médica, conversaron con las madres y padres que se encontraban acompañando a sus hijos, compartiendo frases de aliento, abrazos, sonrisas y esperanzas de mejores días para todas las familias.

“Este detalle de venir a traernos alegría es muy reconfortante para nosotros que estamos atravesando momento difíciles, por unos minutos intentamos dejar de lado la angustia que genera tener un hijo enfermo”, dijo una joven madre, quien permanece día y noche junto a la cuna de su bebé, confiada en que pronto se recuperará y volverá a tenerlo entre sus brazos para llevarlo a casa.

Por su parte el CPNV-SP Luis García, Gerente de Logística, agradeció a los directivos y a todos quienes conforman el Hospital León Becerra, “por permitirnos realizar esta visita en una fecha tan especial como Navidad, lo cual nos motiva a continuar realizando este tipo de acciones sociales, dándoles gran ánimo a estos angelitos para que se restablezcan pronto y para que las mamitas y papitos se puedan sentir tranquilos con la bendición de ver sanos a sus niños”.

La presencia de la dulce y carismática “Mamá Noel” generó gran emoción entre los asistentes, especialmente de los más pequeños con quienes interactuó y cantó villancicos, obsequiando uno a uno, juegos didácticos, muñecas, carros, pelotas, entre otros presentes, que fueron donados por los colaboradores de ASTINAVE EP, demostrando sentimientos de solidaridad y trabajo en equipo, que fueron recompensados con la alegría de los menores.

Esta labor de llevar ilusión y aliviar el peso que para la mayoría de pacientes representa pasar estas fechas entre agujas, medicinas y en algunos casos dolorosos tratamientos, inició semanas atrás gracias al buen corazón de trabajadores de las áreas administrativas y operativas de ASTINAVE EP, quienes contribuyeron generosamente para el cumplimiento de este objetivo.